top of page

La revista Pan Caliente, luego de pelear la calle durante cinco números en esta Argentina '81 llegó a una situación paradójica: ser un éxito editorial y un fracaso económico al mismo tiempo. Diversos motivos, como el aumento del papel, devaluaciones, gastos de distribtición, bajón publicitario generalizado, nos fueron acorralando en ese punto muerto en que los mejores sueños se desvanecen. Ya habíamos decidido cortar el viaje cuando de algunos músicos amigos surgió la idea de realizar este recital para sacar el pan del fuego antes que se carbonizara. La cosa fue creciendo hasta concretarse en una fecha y un lugar donde esperamos que todo esto se transforme en una verdadera fiesta.

Este festival fue posible gracias al apoyo de músicos y distinta gente que puso el hombro desinteresadamente, para que la revista "PAN CALIENTE" siga adelante...
Hacer periodismo en forma independiente en estos días no es cosa fácil. Principalmente porque las dificultades económicas se multiplican en cualquier proyecto editorial que o haga concesiones en su contenido...
Esta experiencia no es nueva para los que hacemos este "Pan" por estos mismos motivos otros sueños cayeron a tierra, y si esta vez surge una salida es por ese puro amor que mencionamos al principio.
Organizar este encuentro fue algo complicado ya que éste no es nuestro oficio, así que pedimos que colaboren en todo lo posible para ayudarnos a salvar dificultades y hacer de esto una fiesta para todos...
Si sale todo bien, los primeros días de marzo volveremos a encontrarnos. Gracias...
PAN CALIENTE      

Fotos

El Escenario: Cómo montar un escenario en el Club Excursionistas. A Jorge se le ocurrió juntar dos acoplados de camiones que servirían a ese fin. Problemas hubieron muchos pero el principal era que no cabían por las puertas del club...
Sinceramente (mi memoria anda medio quemada a esta altura de la vida) como se soluciono esto, pero finalmente entraron.

Las Entradas: Veníamos contento en como se había desarrollado la venta previa. Las entradas eran fotocopias que firmé una por una con un marcador celeste. Veíamos entrar la público pero no a la recaudación.Me dijeron que estaban vendiendo entradas en Barrancas de Belgrano, que era por dónde venía la gente. Corrí hacia allí. Habían como cinco o más revendedores que facilmente habían falsificado las entradas. 
Qué ibamos a hacer. ¿Llamar a la cana? Ni soñando... Gracias a nuestra ingenuidad no pudimos recaudar como para seguir con la revista.

El Polvo: Era difícil ver qué pasaba en el escenario por el gigantesco pego que levantaba una cortina de tierra. Dicen que Monona de los Redonditos se puso en bolas en el escenario.
No lo recuerdo, sería porque con Jorge estábamos discutiendo con SADAIC que quería llevarse el dinero por cantidad de gente en el estadio y no por las entradas que realmente se vendieron.
Claro, quien podía convencerlos que habíamos sido tan dolobus como para emitir entradas tan falsificables
(El otro día encontré que alguien había puesto en venta un entrada para el Festival en Mercado Libre, pero ya no estaba. Habrá sido falsificada o la real?)

videos

Video extraído de CanalCero

Redondos

40 años han pasado

excursionitas

El 2 de enero 2022 el Club Excursionistas sacó un video conmemorando el Festival Pan Caliente. Agregamos algunos recuerdos recogidos en estos días.

40-pan-caliente.jpg
gas-40-pan-caliente.jpg
Diarios
testimonios

TESTIMONIOS

La Gorra de Miguel Abuelo

Yo acababa de llegar de vivir un tiempo en Bahia, Brasil, despues del Expreso Imaginario, y, de regreso en Buenos Aires estaba colaborando con Jorge en Pan Caliente.

Me habia traido una gorra tejida, típica de Bahia y no me la sacaba ni para…dormir.

Miguel, cuando estaba por subir al escenario con los recién formados Abuelos de la Nada, me la pidió prestada para actuar. Le quedaba muy bien, como se puede ver en cientos de fotos.

¡Nunca más la volví a ver!
Pipo Lernoud

fernando de la maria.jpg

Recuerdo de Fernando de la María

Aqui va el rollo de mis recuerdos del festival.. Yo cuando decidieron que harian el festival en una cancha les dibuje en posible escenario donde habian partes que se desplazaban hasta el medio de la cancha!! KKKK por supuesto delirios de arquitecto joven ... y totalmente fuera de toda posibilidad economica para el presupuesto . La historia es que alguien les mostro adentro de un estudio un enorme escenario de 7x7 o 9x9 ya no me acuerdo.y se quedaron tranquilos ..... hasta que lo vieron armado en la canchay se dieron cuenta que parecia un banquito .Jorge junto con Jorge Kaczewer y Boris (1) me llamaron y pasaron a buscar por mi casa . Ya de vuelta y escurriendome los sesos para como resolver el*problemita* de la falta de escenario, frente al estadio de River paso al lado del auto un camion con acoplado. Me acorde de un filme Zacharias (western rock) en el que tocaban arriba de carretas.(si no la viste buscala es de culto) Eso fue el dia 29. Volvimos a gascon (la redacción) y se pusieron tras el alquiler de los dos acoplados que finalmente se pusieron adelante del que ya estaba armado y hubo pues un escenario de 25 mts de frente . Despues de casi tirar abajo el arco por el que tenian que entrar los acoplados a la cancha,(los salvo el  chofer al bajar las gomas) pensamos con los jorges que seria buenisimo que ya que habia dos dias de fuelle para la data del evento ,bien podriamos hacerle un techito !! Se me ocurriuo que si armabamos una estructura de hierro y ya que Pistocci lo habia convencido a Agustin Amat de donar unos rollos de tela con dos arcos atabamos las telas adelante y atras y LISTO! ... Hubo un monton de gente que ayudo a amarrar las telas ,primero entre si y despues a la ridicula estructura que habiamos conseguido armar con los fierros soldados por algun amigo de Jorge Kak. Le pusimos hasta techo!! Terminamos de amarrar todo casi sobre la hora de la apertura Todo estaba sorprendentemente en su lugar, hasta que ya empezado el festival,el viento comenzo a soplar, y las estructuras a DOBLARSE los tachos de Quaranta estaban colgados de ahi!! KKKKK En ese momento me parece que estaban tocando los MIA atamos unas trinchetas en la punta de unas cañas y Cou Gabriel y yo nos pusimos a tajear el techito para que el viento pasase sin embolsarse,y dejara de hacer fuerza, los del publico aplaudian ,supongo por que pensaban que era parte del espectaculo !!! Al rato sacamos los trapos y despues todo fue relativamente tranqui. salvo lo de la monona que la realida fue que EL policia que habia le rogo a Gabriel (el chileno) que la tapase por que sino hasta el iba en cana!!y cuando el candombe de los La Fuente levanto la ´polvareda y aparecieron los gendarmes, pero eso ya lo tenes que recordar vos ... en fin ... Cuando vaya a Baires paso a por un brindis con vos ABRAZON ! (1) @Boris Krygel fue uno de los que aportaron para que Pan Caliente se pudiera editar brindando no sólo ahorros sino toda la onda...

La polvareda colectiva de La Fuente en el Festival de Pan Caliente, una llamarada de libertad en la noche mas oscura 
por Jorge Senno


 

Pan Caliente fue una idea de Jorge Pistocchi, que se fue del Expreso Imaginario por disidencias ideológicas (no estaba de acuerdo que una revista como el Expreso sea a la vez productora de espectáculos) y fundó una revista llamada "Zaff, la revista del tiempo que no llegó. Los editores de Zaff!! se imaginaban otra revista. De hecho publicaban aquellas revistas amarillas y otra de golf. Y cuando murió John Lennon le pidieron que haga un especial de urgencia que chorrease sangre... No era de Jorge aprovecharse de las circunstancias y ese fue el fin de Zaff!! Pescador de editores, Jorge convencía con el ejemplo. Lo importante era comunicar, comunicar un sueño... Y así fue como un jugador de fútbol del Club San Telmo, Julio Balbi que tenía una imprenta y Boris Krygel, que de editaores no tenían nada pero de buena onda.... mucha. Así nació Pan Caliente, un delirio total. Desde su formato a su anarquía. Una revista que llegó a tocar fondo y que hizo un festival donde participaron los principales músicos de la época. Se llamo el "Festival Pan Caliente para sacar una idea adelante". Pero no alcanzó. Una gigantesca falsificación de entradas (era todo muy ingenuo y las entradas tan toscas que alcanzaba una fotocopia para hacerla real) hizo que a pesar de llenar el estadio Excursionistas los fondos no aparecieran. Pero inclaudicable Jorge inició una segunda etapa con el editor de "El Porteño". Lo nombro? Bueno, lo nombro Gabriel Levinas. Levinas, Lanata, que fueron con el correr de los años girando hacia la derecha descarnada. "De jovenes todos fuimos comunistas" era una frase hecha pero real en estos casos. Pero Jorge se mantenía en sus sueños y no los abandonó hasta su fallecimiento el 28 de setiembre del 2015. Pobre como siempre lo fue. 

monona

por eme eme

monona-redondos.jpg
Monona 350px b.jpg

“Con las piernas más bonitas, las más lindas piernas que ví...”

Era un sábado soleado, era un festival en un predio, eran las polleras hindúes, éramos lindas chicas con transparentes blusas de bambula y sandalias de cuero trenzado, eran los chicos de morrales y barba, éramos tan zurdos, éramos tan hippies, éramos tan jóvenes.... La historia me la acuerdo más o menos así: Jorge Pistocchi, un periodista del Expreso Imaginario, sacaba una revista llamada Pan Caliente. Gran revista: Egberto Gismonti, ecología, anarcos alemanes, como hacer pan casero, los rolling stones, la poesía de Ginsberg. Yo la compraba. No fue un record de ventas, ni la gente se agolpaba en los kioscos de revistas esperando su salida.En esa época –hablo de enero del año 1982, hablo de ese año atroz donde muchos de nuestros amigos se morirían de hambre, de frío o de balas en la guerra más estúpida del mundo por dos islas de mierda, copadas a fuerza de balcón y vaso de whisky en la mano y peleada por niños que salían del colegio a enfrentar a la armada invencible con un fusil de juguete en la mano- el año empezaba, y aún no era una mierda.Con Gustavo y amigos fuimos a Excursionistas de Belgrano a la tarde.Pan Caliente estaba en peligro, y Gustavo en esa época andaba de amigo con el Coco Romero, hoy master de murga en el Centro Cultural Ricardo Rojas pero por aquellos días un flaco muerto de hambre percusionista de una banda llamada La Fuente que tenía temas llamados “La Vaca” (era la época de la metáfora, entiendan que los militares gobernaban), “Huayno” y “Carnavalito”. Había que hacer el aguante.Anduvieron por allí desde Lito Nebbia hasta los Abuelos de la Nada (recién llegados de Ibiza, lisérgicos, con corbatas....a puro tomatazo!), los MIA (con Lito Vitale lleno de cabello y 17 años), Alberto Muñoz (tremendo poeta), un adolescente y ya gordito Lerner (horrible!) y, también virando a lo boludo, Piero (aún no con Prema, pero ya mezclando el “Para el pueblo lo que es del pueblo/ porque el pueblo se lo ganó/ para el pueblo lo que es del pueblo/ para el pueblo revolución” con el “Tranquilo, manso y tranquilo...” y la gente –éramos 5000 coloridos – que amenazaba comerlo con ketchup al ex revolucionario actual tirador de claveles). Pero eso es pura anécdota: déjenme contarles lo más loco de aquella jornada. Porque nosotros fuimos a ver a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, banda a la que seguíamos hacía un tiempo en unos shows que daban en teatros alquilados en San Telmo. No recuerdo como conocí a los Redondos: es la verdad. Tal vez fue por el Mufercho, el que cocinaba los redonditos de ricota comestibles y una torta verde que guardaba 6 meses en una lata de pan dulce en su casa de Wilde. Tal vez por Symms, que se rodeaba de niños como nosotros para que le paguemos la ginebra y contar anécdotas de los 60 en su mesa del Británico. O a lo mejor por Skay, eterno guitarrista de anteojos negros que caminaba siempre las librerías de Corrientes y charlaba entre fernet y fernet de sus experiencias comunitarias en los 70 en La Plata (nosotros tomábamos chocolate en la Giralda, y lo escuchábamos maldiciendo no haber nacido diez años antes). No recuerdo como los conocí, pero yo estaba en el campo de Excursionistas para ver y escuchar a Los Redondos. Estaban Marcelo Rubio, Laura C. (hoy capa psi en Francia), Todaro (que sacó la foto, y ahora trabaja para Mc Donalds y otros), Carolina (meteoróloga, vive en USA), el enano Adrián, Willy Crook (bellísimo, con las petacas asomando del bolsillo), Daniel Melingo, unos heavys hinchando por rock'n'roll –entiendan que en el 82 había dos o tres recitales por año, y todos convivíamos en desarmonía-, el Indio Solari que aún caminaba en el césped de una cancha, Ricardo Mollo –que tocaba en MAM y tenía unas niñas pequeñitas- y toda una caterba de futuros próceres del rock'n'roll, del psicoanálisis, de la política, de la literatura. Estábamos todos y entonces subieron ellos... “Viejo Caryl Chessman, viejo Caryl Chessman, / respira otra vez / ya llegó la hora lubrica tus branquias / respira otra vez/ Viejo Caryl Chessman gritaba enfurecido / ¡Un tal Brigitte Bardot!” Qué contarles de los Redondos de aquella época, amigos.... El Indio tenía pelo y aún era maestro de chicos con discapacidad (sordos, me parece). Skay estaba igual de flaco, siempre con los anteojos negros, contorsivo, sonriente... Poly era la manager y era muchoooo más grande que nosotras, más hippie, más capa... Lo interesante de los Redondos, además de lo musical, era el séquito ricotero, lo que se perdió –además de la vida de Walter Bulacio, pero esa es otra crónica- en los 90s. Estaba el Doce, o docente, ex preso de Devoto (está en el libro de Elias Neuman sobre el motín del 78), estaba el tremendo Enrique Symms lejos de la Cerdos, cerca de la ginebra, con monólogos que podían durar una hora hasta que la negra Poly se pudría y lo mandaba a bajar a los tirones, o arrastrando sus huesos ya cuarentones, estaba el Mufercho, cocinero amateur que inventó la receta de los redonditos de ricota y lo ricos que eran, y estaba ella....la striptisera, cuerpo musculoso, cara de mil ángulos.... Ella.... Y el Indio, en esos días parecido a Tom Waits a fuerza de carraspera aguardentosa, arrancó con el "Monona Blues" y ella subió de momia y su amiga María Isabel la fue dejando en pelotas y no crean los ojos de los pibitos y el estupor de las niñas de trenzas en el pelo y vestimenta colorida. La tipa mostraba los pelos del pubis, dos tetas como conos de helado y se montaba en taco aguja cuando por eso que se conoce como “histeria colectiva” desde el campo comenzó una silbatina, volaban objetos, subía la cana y Jorge Pistochi trataba de que no hubiera lesionados y la negra Poly, con la cara ancestral se peleaba con la cana y le decía que lo dejen a Pistochi en paz, que él no sabía lo que iba a pasar, y que si alguien iba en cana ella era la primera. Permítanme una analogía: si en el siglo XXI el transgresor del rock es el Pitty Alvarez, en los '80 y con dictadura un show de rock en el que una mina terminaba en pelotas era la respuesta desesperada de un estallido que estaba ahí nomás pero que no sabía hacerse escuchar. Monona terminó su show y se bajó, los canas al costado del escenario supervisaron que no acontecieran mas actos reñidos contra la moral, los Redondos terminaron con "Mariposa Pontiac" y nosotros caminando hasta una pizzería a comer sándwiches de queso con cerveza fría, aún conmovidos, aún atónitos, sin saber que estábamos en los albores de una época cultural impresionante, donde algún amigo se nos moriría por la estupidez de una dictadura que se caería a pedazos, y seríamos siluetas, seríamos grito, seríamos punks, heavys, modernos, darks, redondos... Fuente: http://klamahama.blogspot.com/

Monona 350px.jpg

Esta foto, inédita hasta hoy, fue un obsequio de su autor, Jorge Todaro, a nuestra redactora en aquellos días felices. En primer plano Monona en bolas. Y en segundo plano aún con algo de ropa, en una pose casi idéntica a la foto que está más arriba. La anécdota cuenta que Todaro había liquidado su rollo, pero disparó igual, por si las moscas. El resultado está a la vista

Monona y el Indio 350px b.jpg
bottom of page